fbpx

Los agentes de la Policía Local de Astorga cuentan con 15 nuevos chalecos antibalas y anticuchillos hechos a la medida de cada uno de los agentes. […]
“Desde que entró este equipo de Gobierno hemos intentado actualizar y modernizar a la Policía. Han sido varias las peticiones que hemos recibido desde la Jefatura, ya que por las noches estaban desprotegidos los agentes”.
“La Policía ya cuenta con una dotación de cuatro chalecos, que llevan 25 años, por lo que están bastante obsoletos, dado que tienen un periodo de caducidad. Además, son de talla única, por lo que no protegen adecuadamente a los agentes. Dado el alto coste que suponía dotar de un chaleco personalizado a cada agente, hubo que trabajar durante varios meses en este tema”, expuso Juan Carlos Rodríguez, subinspector Jefe de la Policía Local de Astorga.


Mayor seguridad para los agentes 
Desde que salió a la luz que la Policía Local en España no contaba con la seguridad de chalecos antibalas personalizados, el Ministerio del Interior impulsó la medida para que formase parte del aspecto reglamentario y de la seguridad activa de cada uno de los agentes. “El chaleco se va a vestir continuamente en todos los turnos. Es una prenda que forma parte, aunque es engorrosa, porque después de varias horas se hace más pesado. Hay que tener en cuenta que forma parte de la salvaguarda de cada agente, y eso lleva un coste. No es un desembolso para tenerlo en la taquilla o en el coche. De entrada va a ser obligatoria la prenda en el servicio nocturno, y a partir de ahí, se irá implantando en los demás turnos”.
[…]


Características técnicas de los chalecos antibalas 
La empresa cántabra para la protección balística, Corrservic, ha sido la encargada de realizar el pedido para Astorga. “Estos chalecos antibalas hechos a medida, tienen un peso más ligero y son más cómodos de llevar para los agentes. Mejor movilidad y mayor protección, son dos elementos necesarios para poder proteger al ciudadano”, explicó el gerente de la empresa David Díaz. Cada chaleco tiene un peso de 2 kilogramos aproximadamente, el de las mujeres, al ser una talla menor pesa entre 1,5 y 1,6 kilos.

El chaleco se compone de 24 láminas de aramidas, que designa una categoría de fibra sintética robusta y resistente al calor. Corrservic trabaja con un fabricante alemán llamado Teijin Twaron. Las 24 láminas confieren al chaleco de un nivel 3A de protección antibalas, “que le otorga capacidad suficiente para detener municiones que pueden sobrepasar los 450 metros por segundo”, informó Díaz.

Además, lleva seis láminas de aramidas con una impregnación de carburo de silicio -que tiene una estructura de diamante y un carácter muy abrasivo para todo tipo de metales-, que le confiere un nivel 1 anticuchillo y antipunzón. Todo ello termosellado en paneles y protegido de la luz y la humedad.

“El producto tiene una garantía de 10 años, la misma que nos dan los fabricantes del material. Si en el periodo de 10 años el material sufre cualquier tipo de deterioro, se le sustituye inmediatamente por uno nuevo. Cada bala no llega a pasar más de tres láminas, el motivo por el cual lleva más láminas es para evitar un trauma mayor. En este caso, si llevase menos láminas y alcanzase la zona de las costillas, podría romperse el hueso y clavarse en un pulmón o en el corazón”, añadió el gerente de Corrservic.
“Creo que es un gran chaleco antibalas, y sólo deseo que nunca haya que reemplazarlo en 10 años”, finalizó el concejal de la Policía, Iglesias.

Astorga Digital, Diario de Astorga.

Share This
WhatsApp chat Consúltanos por WhatsApp